Pasajeros del Metro se quejan por “Ruido” de predicadores evangelicos

Usuarios del metro de Santo domingo se quejaron de las molestias que provocan algunos predicadores evangélicos que abordan los trenes de este medio de transporte, principalmente en hora de las mañana, que se dirigen a los demás pasajeros’’ Gritando muy fuerte’’.

Los predicadores irrespetuosos suben al metro a vociferar que todos estamos malditos y condenados.

El artículo 45 de la Constitución impone que el Estado garantice la libertad de conciencia y de cultos, “siempre y cuando se cumplan las leyes y haya sujeción al orden público y respeto a las buenas costumbres”. No hay plan pastoral de la iglesia evangélica que explique el porqué de tantos espacios, los predicadores el metro de santo domingo.

Una queja generalizada se escucha entre los usuarios del Metro por las prédicas de esos cristianos, tal es el caso de Ramona Ulloa de León, quien aborda el tren en la Estación Mamá Tingó, se queja del ruido de los evangélicos.

Aduce que de retorno a su casa tras el ajetreo del trabajo, la cantaleta de los evangélicos se convierte en un dolor de cabeza.

Los religiosos han llegado al extremo de no hacer caso a las advertencias de los agentes del Cuerpo Especializado de Seguridad del Metro (CESMET), de desmontarlos del tren, si continúan con el alboroto. Los usuarios piden a las autoridades tomar cartas en el asunto.

3 Responses to Pasajeros del Metro se quejan por “Ruido” de predicadores evangelicos

  1. El pais el Libre y todos tienen derecho a la libertad de expresion, por 5 o 10 personas que no les guste no quiere decir que a todos no les agrada.
    En fin el evangelio es poder de Dios. Para que el humano viva conforme al mandamiento de Dios .
    Quienes son los humanos en callar la palabra de Dios?
    Cojan y lean sus biblias donde nuestro Dios nuestro hacedor ordena llevar la palabra a los que tienen hambre y sed de salvacion. .
    Por pocos no callaremos muchos.

    Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
    Mateo 28:18-20

    Por estos pocos esta como esta el mundo entero lleno de abominación y maldad..

    • Si, muy bonito para los que creen en esa religión, felicidades, pero hay algo que se llama respeto, y si quieren predicar que pidan permiso a la persona y lo hagan en un tono de voz adecuado, no como mal educados.

  2. Mi estimado hermano Gustavo. Es cierto que vivimos en un pais libre,pero nuestra libertad tiene limites, de no respetarse esos límites entonces ya no es libertad,sino autonomia,en donde yo soy ley paea mi mismo,Dios ama la libertad y la comparte con nosotros y aborrece la autonomia. Uno de esos limites que tiene la libertad es el respeto al derecho ajeno. Tu derecho termina donde comienza el del eotro. Jesús dijo:”No hagas a otro lo que no te gustaría que te hagan” observa que los usuarios del Metro dicen:”algunos predicadores” significan que hay algunos que no gritan,que hay algunos que son prudentes,respetuosos y aue hay algunos que no usan palabras hirientes ni agresivas ni violentas. Creo que esos usuarios del Metro estaran siempre dispuestos a oir a esos algunos y de hecho necesitan oirlos,pero a los demas que violen el derecho a la paz y a un ambiente tranquilo,tendran que ser pacibles de acciones correctivas. Dios guarde a todos los usuarios del Metro de Santo Domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *