“Horacio o que entre el mar” ¿o serán Leonel y sus diputados?

Por Humberto Salazar

Pocos presidentes dominicanos a lo largo de la historia han sido mas populares que Horacio Vasquez, fue quien ganó las elecciones en 1924 cuando salieron las tropas norteamericanas del país, y sus seguidores eran tan fanáticos que le tenían por sobrenombre ¨la virgen de la Altagracia con chiva¨ (haciendo referencia a la barba que lucía) y acuñaron el lema de ¨Horacio o que entre el mar¨, como muestra de que era un personaje imprescindible.

Desde hace unos días se viene hablando de Horacio Vasquez, sobretodo porque el Presidente del PLD y ex-Presidente de la República Leonel Fernandez, lo ha estado usando como un ¨cuco¨ para ejemplificar como las ambiciones políticas, en ese caso la del pobre Horacio que esta muerto y no se puede defender, abrieron las puertas, según Fernandez, a la dictadura de Trujillo tan lejos como en 1930.

Pero en la tarde de ayer cafecito y mano y revestido de paciencia, nos sentamos a escuchar la lectura que hicieron los Senadores Eddy Mateo de Barahona y Prim Pujals de Samaná, actuando como secretarios del Senado de la República, de los 80 artículos que componen la ley de partidos aprobada por el pleno de ese cuerpo legislativo ya entrada la noche.

Y la verdad es, que después de escuchar cada uno de los temas que comprende esta ley, tenemos que quitarnos el sombrero por el trabajo que realizó la comisión nombrada para consensuar todos los temas que comprende la legislación consensuada por los senadores y felicitar al Presidente del Senado, Reinaldo Pared, quien prometió que durante esta legislatura sería aprobada la ley de partidos en la República Dominicana.

Esta debe ser una de las leyes mas completas que tenga país alguno en America Latina como normativa de su sistema electoral, podría decirse que contiene y organiza una cantidad tan amplia de temas, aunque hay algunos que se nota fueron negociados con los representantes de los partidos políticos mayoritarios, que cuando se apruebe en la Cámara de Diputados y se convierta en ley, podremos congratularnos como país de poseer una legislación tan completa y avanzada.

Ahora, las palmas deberían ser batidas primero a todo el partido de gobierno, porque así como es el Partido de la Liberación Dominicana, con una mayoría de legisladores en ambas cámaras, quien era el responsable principal de que no tuviéramos una nueva ley electoral desde hace algunos años, asimismo debería ser el PLD como un todo, quien se llevara los elogios por la pieza legislativa aprobada ayer.

Pero eso no podrá ser, porque en horas de la mañana la ambición desmedida y extemporánea de un grupo de peledeistas fanatizados se expresó de modo estridente en la cámara de diputados, usando el mismo lenguaje chantajista que han asumido algunos miembros de grupos aislados dentro del partido de gobierno para, usando como excusa un tecnicismo que según ellos es parte de una discusión entre abogados, intentar boicotear la aprobación final de esta ley, que es una necesidad para intentar reconstruir el maltrecho sistema de partidos que algunos dicen que todavía es rescatable.

Como explicar que puede haber una oposición al control de los fondos que ingresan a los partidos políticos y que se establecen una serie de reglas, con sus consecuencias en caso de no ser cumplidas, ordenamiento que esta contenido en la ley que fue aprobada ayer en el Senado de la República.

Boicotearan el aumento de la cuota de la mujer, que fue elevada en el caso de las candidaturas nacionales al 40% y las municipales al 50%, estableciendo por primera vez en el país la paridad de género que ya es algo usual en los países mas avanzados del continente, como es el caso de Chile, donde incluso en varios gobiernos se ha respetado esta paridad hasta en los nombramientos del gabinete de los presidentes.

Como van a oponerse los diputados a que se respete una cuota para la juventud en las boletas de los partídos, un país como el nuestro con cerca del 60% de la población por debajo de los 35 años, donde las organizaciones políticas están llenas de dinosaurios pre-diluvianos que en base a su historia y a nombres, que en muchos casos nadie se acuerda de ellos, mantienen entaponada el ingreso de estos jóvenes a los espacios de decisión, no importando si tienen o no preparación académica o que su capacidad esta por encima de los añejos dirigentes de nuestros partidos políticos.

También se opondrán los diputados del PLD que ayer quisieron correr mas que la bola, al control de los tiempos de las campañas electorales, la República Dominicana no puede estar en una campaña política permanente, la ¨aspiradera¨ parece ser el deporte nacional, donde todos, no importa el tiempo que falte para las elecciones, pareciera que estamos mas dedicados a hacer política personal, no partidista ni colectiva, tomando como objetivo el cargo a que vamos a aspirar en las próximas elecciones, simplemente no podemos seguir así.

Queremos saber si los diputados que actúan como grupo, no exactamente por lo que creen, y sin miembros del bloque del PLD, es cierto que dividirán su partido porque se aprobó una ley que define de modo claro hasta cuanto se puede gastar para sostener una candidatura, que divide la inversión de promoción en tiempo de campaña electoral por categorías y que garantiza los derechos adquiridos por los militantes al ganar un espacio en una boleta en base a su trabajo y reconocimiento publico.

El problema entonces, según escuchamos atentamente todo el articulado de la ley leída y aprobada por el senado en el día de ayer, no es que sea disque inconstitucional, que se defiende a los militantes, que se va a negar el derecho de elegir a quien se quiera dentro de un partido político, nada de eso es cierto, la verdad es que se quiere imponer una candidatura a la presidencia con el voto de un padrón construido por una facción del partido oficialista.

Porque no es posible explicar y que alguien crea el cuento, que si Feliz Bautista, que es el secretario de organización del PLD, primero fue uno de los seis senadores morados que se retiró el pasado miércoles cuando se aprobó el proyecto en primera lectura, y no votó a favor de la pieza en el día de ayer, es quien posee y confecciona el padrón del PLD, el resto de los que podrían aspirar a la presidencia de la República, que no sea el candidato del senador de San Juan, que es Leonel Fernandez, no sospecharan de manipulación mucho antes de que se llame a algún tipo de elección.

Entonces no sabemos como explicaran los diputados que ayer se opusieron públicamente a la ley de partidos como la aprobó el senado, que tan en contra de que se efectúen unas elecciones transparentes, participativas y vinculantes con la población y los votantes, organizadas por la Junta Central Electoral y con ciertas garantías de equidad, cuando hablan de democracia e inclusión, es decir, por un tecnicismo legal totalmente discutible, quieren echar por el suelo el excelente trabajo que se realizó para tener una ley de partidos como la que se aprobó ayer.

¿Se va ahora a boicotear la aprobación de la ley de partidos políticos por la ambición de un grupo interno del PLD, o corriente como le llaman ellos, que parecieran tener todo amarrado para ganar unas internas con un padrón manejado por ellos?

¿O será que el ejemplo de Horacio Vasquez es un ejercicio de proyección sicológica?

¿Hay alguna razón dentro en la psiquis de algunos que los hace ver como imprescindibles y destinados al ejercicio del poder no importa quien caiga o lo que haya que hacer?

La actitud de algunos diputados del PLD se nos parece a la consigna que tenían los ¨horacistas¨, tan mencionado en los últimos meses y tan poco conocido, ¨Horacio o que entre el mar¨ ¿No será Leonel o que entre el mar?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *