El próximo 9 de agosto Samsung presentará en Nueva York su nuevo terminal estrella, el Galaxy Note 9. Un dispositivo de gama alta con el que la compañía surcoreana quiere volver a impulsar su división de telefonía después de que los Galaxy S9 no hayan cuajado una gran aceptación, tal y como detalló la empresa en la presentación de resultados.

Pese a que el Galaxy Note 9 se presente el jueves ya se conocen todos los detalles que traerá la nueva ‘bestia’ de Samsung. Y es que no sólo se han filtrado imágenes y especificaciones del smartphone, sino que incluso la propia Samsung ha revelado por error un vídeo del Note 9 para sus clientes neozelandeses.

El Galaxy Note 9 será practicamente de las mismas dimensiones que el Note 8 con 162 mm de alto y 76,3 mm de ancho frente a los 162,5 mm y 74,8 mm del modelo anterior. En este espacio, Samsung ha apostado por incrementar la pantalla de 6,3 a 6,4 pulgadas con resolución QHD y panel sAMOLED gracias a estrechar los bordes superiores e inferiores, ya que el Note 9 seguirá la línea de pantalla curvada en los laterales y no incorporar el notch que se ha extendido en el mercado.

Entre los puntos fuertes del nuevo teléfono se encuentra tanto la capacidad de memoria como la de su batería. En esta ocasión el terminal partirá desde los 128 GB de almacenamiento, aunque se especula con una versión superior de 512 GB con posibilidad de incorporar una tarjeta externa hasta 1 TB de capacidad. Asimsimo, el smartphone tendrá 4.000 mAh de batería, lo que permitirá incrementar su duración mucho más allá de la disponible hasta ahora. El Note 9 también podrá acompañarse con una base de carga inalámbrica, al estilo de la esperada AirPower de Apple.

Del nuevo teléfono destacará sobre todo los nuevos usos que el renovado S-Pen pueda aportar al Galaxy Note 9.  Según una filtración proveniente del jefe de Hi-Tech de Mail.ru Group, la mayor compañía rusa de Internet, Dmitriy Ryabinin, el lápiz inteligente incorporará un control remoto que podría permitir manejar ciertas funciones del Note 9 a distancia (como juegos o música) así como desbloquear el teléfono.

Con respecto a sus características internas, el Note 9 aspira a ser el más potente del mercado con un procesador Exynos 9810 y una memoria RAM de 6 GB, potencia suficiente para exprimir al máximo el S-Pen y aplicaciones exigentes como Fortnite, que se espera que lo tenga un tiempo en exclusiva.

Su rendimiento fotográfico se espera se mantenga con respecto al S9. Montará dos cámaras traseras de 12 megapíxeles con apertura doble a f/1.5 y f/2.4 y modo retrato gracias a doble aumento en la segunda lente. Por su parte, la cámara frontal tendrá un sensor de 8 megapíxeles y una apertura de f/1.7.