Samsung lanza el Note 9

Samsung ha anunciado en Nueva York el Galaxy Note 9 haciendo énfasis en su potencia, su almacenamiento y las nuevas funciones del S-Pen

Ya está disponible para reservar y se lanzará en España (y en todo el mundo) el día 24 de agosto a un precio por confirmar

La beta de Fortnite ya está disponible para Android

La versión más básica (128 Gb de almacenamiento y 6Gb de Ram) costará 1009 euros, la versión avanzada (512 Gb y 8 Gb de Ram) costará 1259 euros

Samsung anunció durante su evento ‘Unpacked‘ el que será su nuevo teléfono para lo que resta de año, el Galaxy Note 9. Tras semanas de filtraciones y rumores, podemos confirmar que se trata de un terminal heredero de las bondades de sus dos antecesores, el Note 8 y elGalaxy S9, y más que un gran avance, es un paso tímido, pero en firme en la dirección que la compañía sigue con esta gama desde hace años y cuyo mensaje, quizás, se había diluido recientemente.

Ese mensaje sería: el Galaxy Note 9 lo puede usar un ejecutivo de Wall Street para trabajar del mismo modo que lo puede emplear un influencer de Instagrampara hacer stories más interesantes o tu hijo para jugar a Fortnite. En ambos casos, el eje sobre el que gira el teléfono sería su S-Pen, su potencia bruta y su batería de larga duración.

El Samsung Galaxy Note 9 se lanza en España el día 24 de agosto, si bien se puede reservar desde el mismo día 9, hoy. La compañía aún no ha confirmado ninguna promoción para renovar dispositivo, aunque se anticipa que la haya.

El Samsung Galaxy Note 9 tendrá dos precios1259,01 euros en su versión más avanzada con 512 Gb de memoria interna 8 Gb de memoria ram y 1008,99 eurospara su versión más básica con 128 Gb de memoria interna y 6Gb de ram.

Sus especificaciones técnicas apoyan ya sobre el papel estos dos últimos puntos. Un procesador Exynos 9810 (en el mercado estadounidense, lleva un Snapdragon 845), 6GB de RAM en el modelo de 128GB (que ahora es el mínimo que lleva dentro) y de 8GB en el modelo de 512GB, ranura para microSD (de modo que se puede ampliar hasta 1TB el almacenamiento interno), batería de 4.000mAh, un módem que alcanza los 1,2 Gbps de velocidad 4G resistencia al agua y al polvo IP 68… y la lista de características sigue.

De esta lista, es importante quedarse con el detalle de la RAM y el almacenamiento interno. Aunque el teléfono está disponible en tres colores, azul, negro y lavanda, el primero sólo estará disponible en España en la configuración más generosa, la de 8GB y 512GB. Los otros dos, quedan ‘relegados’ a la opción de 6GB y 128GB. Este esquema puede cambiar en otros mercados.

El Samsung Galaxy Note 9 puede presumir de batería

Samsung no se ha cortado esta vez al dotar de batería al Note 9. Los miedos del Note 7 ya han quedado olvidados y han hecho un poquito más grueso el dispositivo para asegurarse de que todo va bien. No se nota nada al cogerlo, así que no es un problema, como tampoco lo es lo que sí se nota al agarrar el dispositivo.

El Note 9 no ha cambiado nada en diseño con respecto a su predecesor (un borde inferior algo más pequeño, pero mínimamente) pero sí ha refinado con un pulido con diamante el borde donde se unen pantalla y aluminio. Es por eso que se nota más el canto al rodearlo con la mano y parece como si lo agarraras de una forma más segura por el contraste entre lo pulido de la pantalla y el reborde cortado de otra manera. Es complicado de explicar con exactitud, pero es algo que se aprecia nada más coger el dispositivo.

No es que esto sea el gran avance por el que justifican el lanzamiento del dispositivo. Este quedaría más que resuelto por las nuevas funciones del S-Pen, el stylus que va dentro del cuerpo del Note 9 y que ahora tiene conexión bluetooth para poder usar su botón a distancia.

Puede parecer una bobada incluir este botón en un ‘palito’ tan pequeño, pero Samsung ha demostrado que cierta utilidad tiene: puedes pasar diapositivas, usarlo como control remoto para apps de música y vídeo e incluso para hacer fotos.

Ahora que es posible usar el entorno DeX para trabajar con el móvil conectado al ordenador sin necesidad de un soporte adicional (como era el caso hasta ahora), lo de poder hacer una presentación con control remoto desde un móvil, por absurdo que parezca a un usuario básico, me sé de más de uno que verán esto con buenos ojos. Todo sea ahorrarse un portátil.

Las mismas cámaras que el S9+

Hablando de fotos, el Note 9 tiene las mismas cámaras que el Samsung Galaxy S9+. Aquí no hay una gran innovación ni se la espera hasta el Galaxy S10 que llegue en febrero de 2019, pero no es como si las cámaras de su hermano no fueran bastante buenas. Samsung asegura que han hecho mejoras en la gestión del HDR y del enfoque dinámico, pero esto no podemos asegurarlo aún a ciencia cierta hasta una prueba en profundidad.

Así pues, como en el S9+, la cámara trasera principal tiene una apertura variableque funciona como en las cámaras profesionales y que compensa la deformación que tienen las lentes de 1,7f para captar más luz. Cuando una escena está bien iluminada, el teléfono cerrará un poquito su ojo, funcionará a 2,4f y hará una foto sin los artificios propios de ese otro tipo de lente.

Su cámara secundaria sigue teniendo doble uso: zoom 2X y herramienta para crear un efecto de desenfoque en el modo retrato. Y la cámara de selfies, que también tiene funciones de seguridad gracias al reconocimiento facial, sigue siendo muy buena, aunque quizá no tanto como la de la competencia.

En cuanto a software, las cámaras ahora incluyen escenas que se reconocen automáticamente y que aplican filtros específicos según lo que estemos captando. Es algo similar a la tecnología de Huawei: si enfocas a un paisaje, un animal, un plato de comida o el mar, el teléfono entiende solito lo que tiene delante y se adapta para potenciar colores, nitidez o exposición. En nuestra breve prueba del dispositivo, podemos asegurar que funciona bien.

Comparada con los dos teléfonos a batir en cuanto a fotografía, el Pixel 2 XL y el Huawei P20 Pro, la cámara del S9+ era más que decente, una de las mejores del mercado en el mundo Android y podía competir o igualarles en determinados escenarios. No vamos a decir que la del Note 9 vaya a ser igual o mejor hasta el análisis, pero como referencia, ahí está.

Más evolución que revolución

No hemos hablado aún de la pantalla, que antiguamente casi era un símbolo de estatus de la gama Note. En 2018, tener una pantalla de 6,4 pulgadas, con un panel OLED y una resolución QHD+ (2560x1440p) no es tan sorprendente. El Galaxy S9+ ya tiene 6,2, sin ir más lejos, y la competencia también se mueve en estas cifras a menudo.

Eso no quita que la pantalla del Note 9 sea alucinante y que Samsung siga haciendo los móviles que mejor se ven, pero como novedad, no es tan rompedora. Ojalá un panel que alcanzara los 90 hertzios para que la sensación de fluidez al manejar el teléfono fuera mayor.

Tampoco lo serían el lector de huellas dactilares en la parte trasera y debajo de las cámaras (no al lado, como con el Note8) ni la opción desbloquear el teléfono con la cara o con el iris de los ojos, aunque se agradece que Samsung siga mejorando esta tecnología para mantener el pulso con sus competidores. Ahora funciona un poquito mejor, como en el S9 tras su última actualización.

También es muy positivo que sigan mejorando la tecnología para enfriar el dispositivo. El Note 9 es muy potente y tiene mucha batería, por lo que contar con una versión mejorada de la refrigeración con cámara de gas del S9 parece una buena idea.

En pocas palabras, esta tecnología permite que un gas se evapore en el interior de una cámara del móvil y enfríe sus componentes, los cuales, una vez refrigerados ayudan a que el gas vuelva a su forma original.

Gracias a un recubrimiento en fibra de carbono y a un disipador mayor, Samsung asegura que su nuevo móvil mantiene la temperatura hasta 3 veces mejor que su antecesor, lo que alarga la vida de la batería, el rendimiento pico y permitiría jugar a videojuegos como Fortnite durante más tiempo.

Cómo aguanta el calor y qué tal se juega a Fornite son dos de los varios aspectos del teléfono que todavía no podemos evaluar de verdad hasta que hagamos un análisis más completo; pero no vemos motivos para dudar de la potencia y el rendimiento del Note 9, que de momento sigue siendo el único móvil del mercado que usa un stylus y lo usa bien.

¿Triunfará el Note 9 en nuestro país? La llegada de Xiaomi, el empuje de Huawei y la siempre dura presencia de Apple en el mercado le ponen las cosas difíciles a Samsung, que sigue manteniéndose como la marca más popular en España pese al avance de los años, así que tampoco hay razón para que la compañía no siga siendo optimista con este modelo, incluso si parece que a nivel internacional el S9 no ha vendido tanto como les hubiera gustado.

El Note 9 es similar al S9 en concepto y prestaciones, como ya pasara entre el Note 8 y el S8, por lo que puede correr la misma suerte en cuanto a las bajas ventas. Pero si nos fiamos de las métricas de la compañía, que asegura que un 64% de los usuarios del Note son fieles a la marca… entonces quizá el terminal tiene asegurado su público y le irá bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *