Samsung presentará su teléfono plegable este mismo año y no en 2019, como todo apuntaba en los últimos meses. Así lo ha confirmado DJ Koh, el CEO de la división Electronics del gran conglomerado surcoreano. Una sorpresa mayúscula teniendo en cuenta que restan apenas unos meses para poner broche a 2018 y que, por consiguiente, implica que conoceremos mucho más acerca de este dispositivo –bien por parte de la empresa o bien por filtraciones– muy pronto.

Así se lo ha confirmado a CNBC, que ayer mismo publicaba también las declaraciones de Koh en lo referente a los planes que tiene la compañía para volver a atraer la atención de los millennials a sus smartphones de gama media. Ahora, fruto de la misma entrevista, el CEO asegura que “ha llegado la hora” de hacer llegar a los fans el smartphone plegable del que tanto tiempo lleva hablándose.

La compañía surcoreana ha visto reducidas las ventas de sus terminales por la aparición de nuevos fabricantes. Así busca revertir la situación.
LUIS DEL BARCO  SEP 3

La utilidad, el punto clave

Mientras que todos tenemos claro que un teléfono plegable –en el estricto sentido de la palabra, no una monstruosa creación como el ZTE Axon M– puede ser sumamente interesante desde el punto de vista tecnológico e industrial, la realidad es que a día de hoy es complicado imaginar qué es lo que puede aportar dicho terminal para justificar una compra que, seguramente, no será barata. En Samsung también se lo preguntan, y Koh asevera que son conscientes de los retos que supone un terminal de estas características.

El CEO asegura que será posible utilizar la mayoría de las veces el teléfono estando este desplegado, pero que “cuando necesita navegar o ver algo, puede ser necesario desplegarlo”, expresa. Y continúa: “Pero incluso se desplegado, ¿qué tipo de beneficio ofrece en comparación con la tableta? Si la experiencia desplegada es la misma que la tableta, ¿por qué lo comprarían los consumidores?”. Unas palabras que remarca de la siguiente manera:

El terminal más esperado desde hace años es el Samsung Galaxy X plegable, del que hay confirmación pero no especificaciones. La batería curva de Samsung SDI sería una de las piezas importantes del puzzle.
ANTONIO SABÁN  JUL 4

Cada dispositivo, cada característica, cada innovación debe tener un mensaje significativo para nuestro cliente final. Entonces, cuando el cliente final lo usa, (piensan) ‘guau, esta es la razón por la que Samsung lo hizo’.

Aún está por ver cuál es el aspecto que tiene finalmente este terminal y cuál es el enfoque que desde Samsung consiguen darle para que realmente consiga otorgar una diferencia notable respecto a los dispositivos tradicionales. Por el momento no hay fecha de presentación aunque Koh deja entrever que podrían revelar más datos del mismo en el evento para desarrolladores que la compañía celebrará en San Francisco el próximo mes de noviembre.